Relatos Eróticos – Fui Infiel

Redaccion Influensex

Relatos Eróticos – Fui Infiel

portaminas_relatos_eroticos

 

Hola soy Eva este es mi primer relato y espero que no sea el último, ojala que puedas publicarlo pues no tengo acceso para publicar relatos. Esto fue cuando le fui infiel a mi esposo, cuando tenía un año de casada.

En mi trabajo fui elegida para tomar un seminario en Manzanillo por 5 días, se lo comenté a mi esposo y no le agrado la idea, le comente que era trabajo y no podía rechazar la oportunidad, llego el fin de semana y tenía que viajar el domingo para estar en el seminario el Lunes a las 8 am.

El Sábado fue día de recomendaciones para mí, mi esposo no dejaba de darme consejos, no salgas sola, cuídate de personas no confiables etc., todo el día estuvo muy fogoso me abrazaba, me besaba, me acariciaba, me cogió 2 veces en el día y por la noche me dio una buena metida de verga, le decía que iba a extrañar su pene, que me llenara de leche, él me decía que no fuera a andar de loca que me comportara, me dejo muy bien cogida y satisfecha.

El domingo viaje y el lunes inicio el seminario en un salón del mismo hotel, llevaba un vestido que me llegaba a mitad del muslo cuando me senté, en ese momento escuche a un hombre pidiendo permiso para sentarse a un lado mío, sin verlo respondí que sí, inicio el seminario estaba muy concentrada pero de reojo veía que el hombre me veía las piernas, en los intermedios me empezó a hacer platica, yo le respondía a medias estaba concentrada en la plática del curso, el insistía en la conversación, era muy amable educado y muy alegre que fue lo que me gusto, la comida era en el mismo hotel y me pidió si me podía acompañar, le respondí que sí. Me había caído bien y tenía con quien hablar pues no conocía a nadie.

Platicamos me dijo que se llamaba Javier es de Acapulco casado, él es moreno y cuando me menciono que era costeño me llego la idea a la mente que dicen que los costeños son de sangre caliente, alegres y muy cogelones, me comento que su padre había sido lanchero y el en sus ratos libres lo apoyaba, no sé por qué pero mi mente empezó a imaginar cosas cachondas, que por ser moreno tenía la verga más grande, que de seguro ya se había cogido a varias turistas. La idea no me dejaba tranquila.

portaminas_relatos

Le pregunte si era cierto que los lancheros buscaban entretener a las turistas y tener relaciones, se puso algo sonrojado me dijo; algunos si buscaban tener una aventura siempre y cuando las turistas acepten para no tener problemas, hay muchas mujeres que sí buscaban tener aventuras. Me empecé a calentar de imaginar que se las cogían quizás en las mismas lanchas, mi cuerpo empezó a reaccionar, terminamos de comer y continuamos con el curso, yo seguía con pensamientos eróticos y calientes, mi cuerpo pedía ya algo más, Javier me invito a salir por la noche a caminar, me pareció buena idea tenia tarea del curso pero era fácil, me puse un vestido holgado arriba de la rodilla caminamos por la costera era una cálida noche, no se me salía de la cabeza lo de las turistas.

Volví a preguntar si él había tenido relaciones con alguna turista, me comento que si en un par de veces, me empecé a poner cachonda, nos sentamos y me comento que había turistas muy aventadas que buscaban sexo, que había unas muy calientes y en la misma lancha se las cogían, eso me prendió y ya en confianza pregunte; ¿si no era incomodo hacerlo en la lancha?… Cuéntame ¿cómo lo hiciste?… para ese momento ya estaba mojada y caliente.

Bueno una ocasión llevaba una turista en la lancha, me empezó a sobar la verga se hinca me la estrujaba con ansias la saco y me la empezó a mamar, me acosté se quitó el bikini y se sentó en mi verga, movía sus nalgas muy rápido estaba muy necesitada de sexo me cogió muy rico, cuando la llevé de regreso estaba su marido en la playa esperándonos, de inmediato bajó de la lancha besó a su esposo, me pagó el paseo y me dió muy buena propina. Con esta platica estaba ya muy mojada ya me urgía un palo, pasamos por un antro-disco entramos pedimos una copa, seguimos conversando, vi la hora 21.00 Saque mi celular le envíe un mensaje a mi esposo que ya me iba a dormir, me dio la buenas noches y quede tranquila, nos fuimos al hotel y nos despedimos, entre a mi habitación caliente y mojada mis dedos se encargaron de tranquilizarme y luego una buena ducha.

Al día siguiente me vestí con unos jinés ajustados que resaltaba mi trasero, cuando Javier me vio se quedó con los ojos cuadrados, me dio los buenos días nos sentamos cruzábamos miradas, en la comida seguimos con la plática de cuando fue lanchero, él sabía que sus pláticas a mí me calentaban, por la tarde me invito a tomar una copa acepte, fuimos al mismo lugar llevaba un vestido un poco ajustado a medio muslo, entramos al antro tomamos una copa, bailamos un poco se me repegaba, sentía su verga como me rozaba la rajita, yo más me pegaba para sentir lo grande y dura que la tenía él lo noto y así seguimos “bailando”, estaba ya muy caliente me empecé a mojar, sabía en donde iba a terminar todo esto.

Nos fuimos a sentar a una mesa me empezó a sobar las piernas luego su mano acariciaba la parte interna de mi muslo en ocasiones la punta de su dedo me rozaba mi rajita. Yo estaba ya muy caliente, le comenté que estaba casada, me dijo que los dos éramos casados pero que me deseaba mucho y me besó con fuego, yo le correspondí el beso pues estaba ardiendo.

Nos fuimos al hotel en el elevador me metía mano por todos lados, recordé a mi esposo saque mi celular le envíe mensaje, ” Leo te extraño ya me voy a dormir” “Si mami descansa” su habitación estaba en el mismo piso, me invito a pasar él sabía que no me resistiría ya me tenía muy caliente, entramos en la habitación yo estaba nerviosa me pare a media habitación, sentí como me tomo por la espalda mi cuerpo reacciono la piel se me puso chinita sabía que me iban a coger.

Me acaricio los senos el vientre bajo su mano hasta mi entrepierna todo por encima del vestido, hice mi cuerpo hacia atrás sentí su bulto duro y grueso en mis nalgas me imagine el tamaño de su verga, bajo sus manos me empezó a subir el vestido sentía sus manos en mis piernas en mis nalgas desnudas solo con la tanga, me besaba el cuello un de los puntos débiles, me bajo el cierre del vestido, la parte inferior y la parte superior del vestido estaban en mi cintura, empezó a sobar mis senos otro punto débil no pude más tuve un orgasmo.

Ya me tenía hirviendo el vestido cayó al piso metió su mano debajo de la tanga, “Sandra estas súper mojada” “ así me tienes cabrón bien caliente “ se quitó el pantalón y el bóxer por fin vi su hermosa verga, Tal cual había imaginado cuando se la mamaban las turistas, me hinque y se la empecé a mamar con muchas ganas era gruesa y más grande que la de mi esposo Leo, “ Sandra que rico lo mamas” le lambia todo el tronco mis dedos sobaban sus huevos, estaba echa una puta quería verga y no se la iba a soltar.

Imaginaba como se cogía a las turistas, me acostó en la cama abierta de piernas me dio una mamada en el clítoris que me dejó viendo estrellitas con un orgasmo tremendo nunca mi esposo me mamó con esa intensidad, sabia tratar a una mujer en brama, sentía como me metía sus dedos dentro de mi vagina, tuve otro orgasmo estaba en las nubes, “Por favor ya cógeme méteme toda la verga Javier” “necesito esa verga dentro de mí por favor” sentí como me acomodo la punta de esa enorme verga la tomé con mi mano ya yo misma me la ensarte, ¡haaaghhgg que rico métemela toda!! ¡Ya no aguanto más hhaagghh!! Me daba con todo ¡lléname de leche!! Me cogió muy rico me bombeaba rápido y me vino un orgasmo tremendo, tenía mucho morbo de estar cogiendo con un cabrón desconocido, de pronto sentí como me llenaba de leche caliente, me movía como culebra, me sentía una puta en potencia, los pezones se me reventaban cuando él me los mordisqueaba.

Uff que cogida me puso, toda la noche me cogió me puso en cuatro, lo cabalgué me lo monte para sentir toda la verga dentro, que rica cogida me dio. No recuerdo la hora me vestí y me fui a mi habitación con muchos remordimientos pensando en las recomendaciones de mí esposo.

El tercer día de curso, ya éramos más que amigos, por la tarde nos fuimos a tomar la copa, pero el como ya sabíamos lo que queríamos ir a coger, nos fuimos al hotel en el camino nuevamente le enviaba mensaje a mi esposo “Te extraño ya me voy a dormir” entramos a su habitación nos desnudamos y a coger, se la mamaba lo acostaba en la cama y me subía sobre su verga “Cógeme como a las turistas” esas platicas con las turistas me tenían caliente.

Sandra tu coges mejor que las turistas, tu esposo debe de estar orgulloso de ti. Le respondí Javier; en este momento solo quiero que me cojas, quiero tu verga muy adentro de mí, nuevamente pasamos toda la noche cogiendo. El viernes terminó el curso a las catorce horas, último día para despedirnos me dijo no vallamos a comer, vamos a la habitación a despedirnos, yo encantada prefería verga que comida, nos fuimos a la habitación y nuevamente me cogió, le saque toda la leche lo envía a su casa seco y yo llegué a mi casa llena de leche de él, fue una semana muy loca todo se me salió de control.

Cuando llegue a casa mi esposo me dio otras buenas cogidas, me preguntaba ¿cómo te portaste?… muy bien, te extrañe mucho. Cerraba los ojos y veía a Javier como me cogía.

Eva así fue la mi primera vez que le fui infiel a mí esposo. Hemos estado muy tranquilos han pasado nueve años y ahora me está proponiendo que quiere verme coger con un amigo. Y ya me volvió la cosquillita.

Yquetecuento

Yquetecuento.com

Publicación de novedades y noticias sobre Lifestyle, Alimentación, Ocio, Deporte o Juegos.

estoybiendesalud

Estoybiendesalud.com

Noticias, Bulos, Salud, Psicología, Ciencia, Alimentación Deporte y videos.

Tendenciasdebelleza

Tendenciasdebelleza.com

Temas de Belleza y Moda, Tendencias, Hombres o modas virales.

Influensex

Influensex.com

Relatos eróticos, Sexualidad, Erotismo, Experiencias y adolescentes.

Tecnologiayconsumo

Tecnologiayconsumo.com

Tecnología, electrónica de consumo y novedades en móviles, tablets, hackins, Virus, Herramientas, Drones, Eventos

Next Post

Clímax sexual masturbación femenina

Clímax sexual masturbación femenina